Caer en otoño y rascarse…

Atrévete a decir una palabra
Aráñame fuerte el alma
Hiéreme con tus disfraces
Intenta enmascararme

Lo siento, no soy de piedra
Lo siento, estoy perdida

¿Me ayudas?
Tantas veces me aguantas…
A pesar de llevar en mí este metal
poco pesado, y yo tan gorda,
me ayudas

¿Eres sincera con tus actos?
¿Qué te asusta?

Sé que soy diferente,
que caigo como caen las hojas en otoño
levemente, hipomanía y mente

Se me encharcan los pulmones
y no puedo llorar fuerte
Que la rabia que llevo dentro,
La rabia que arranco y mantengo
sale de mis cicatrices

Siempre apuestas por mí.

Gracias.

Recuérdame otra vez que sea paciente
que si es necesario
tome lo que haya que tomar pero por las riendas.
Recuérdame, si es verdad,
que nuestros caminos se cruzan,
pero son distintos.

…Que no soy títere.
Que solas también debemos caminar.
Que somos independientes,
pero, a veces, nos necesitamos.

Seres sensibles,
De tierra de nadie,
Queremos ser y estar
en un mismo lugar
pero eso sólo se puede entender
cuando sea mañana.

Buenos días, hipomanía, mañana es hoy!
Hoy voy a tratar con gente,
les contaré lo que siento,
olvidaré mi carácter.
Ahora soy gusano,
mañana…


– Para mi Pepita Grilla –

Yo también intento entender a quien me ayuda.